1 de diciembre de 2016

el pariente tonto

el pariente tonto



I
su orígen y definición

Como todos los desastres de mi existenciame parecen originados por una falta de orientacióny por un colapso constante de la voluntad, quiero rectificar ambas desgraciaspara tener mi puesto al sol como los demás hombres.Alejandro Sawa


la madre del pariente tonto
percatada de nombramiento
tan abochornante
anuncia a su hijo
como tenue admonición bíblica
con benigna entonación polifónica
que todos aluden a él
como ¡el pariente tonto!

al principio al pariente tonto
la voz de su madre le suena
como vox dei evanescente o
una crepitación de fogata veraniega
aunque al final cuando entiende
un flagrante incendio siente
en sus entrañas



ya ha crecido suficiente
y a estas alturas le toca
de su condición ser consciente


ni inútil
ni demasiado estúpido
tampoco es malo
desde luego

forzoso es distinguirlo
de otros mentecatos
consanguíneos
la oveja negra no es lo mismo
que el pariente tonto

el pariente tonto ostenta
una rara esencia de burbuja
compartida
con la célebre levedad del ser
y con la alegría soleada del juego infantil
sus raptos vitales son muy breves
y al agotarse
el pariente tonto estalla
en rocío
chispas irisadas procedentes
de su plácido interior jabonoso

de cuánto se haya remontado
en cada situación
candorosa o desdichada
dependerá
la altisonancia de su estallido

II
su desarrollo y permanencia


Cuando no tenés nada, no tenés nada que perder.ahora sos invisible, sin secretos que ocultar.¿Qué tal se siente depender sólo de vos?Como una completa desconocida,sin hogar o dirección,como una piedra que rueda. bob dylan



sutil engañador de razones distraídas
aunque inocente
al pariente tonto lo llaman ‘bluff’

aparenta una entidad pero es
fantasma inasible
desenmascable apenas al mostrarle
que sus dichos son siempre
sus no hechos

espectro amable
no sabe nada sobre
su imagen
el pariente tonto es
un ilusionista de trucos escasos

puede correr toda clase de suertes
pero el pariente tonto
nunca correrá sobre rieles aceitados
como los trenes

andará dando tumbos y traspiés
esa manera de de estar en el mundo
del pariente tonto
a la que robert zimmerman
se refirió
like a rolling stone

en alguno de sus derroteros
el pariente tonto
puede querer sentarse a escribir
entonces teclea
el confort del ciclista profesional’
le impresiona el tesón que pone la ciencia
en mejorar el diseño del sillín de bicicleta
y pretende demostrar
su deslumbramiento
apenas colocado el título
el pariente tonto se queda en babia
y se va

consigue años después
conmocionado todavía
por 'el empeño industrial
en la ergonomía del velocípedo'
esbozar cinco renglones
pedantes

en ese momento glorioso
al gato del pariente tonto
se le antoja caminar sobre el teclado
y suprime la obra


la fatal efectividad de la digitopuntura felina
le confirma su destino
de pariente tonto
sellado por garras ineludibles

recuerda entonces algo leído sobre el pathos
que era aquello de padecer
entre otras cosas
lo que se es

gabriela alia botbol
2014







3 comentarios:

  1. El pariente tonto también suele tener un registro de la historia de la parentela que puede narrar de un solo saque. Narración hilvanada por los sentidos que nadie más en la familia logró percibir.

    ResponderEliminar